19 de octubre de 2012

Caminos y una ciudad

Es una enorme cantidad de sentimientos los que se confabulan cuando después de tantos intentos fallidos, se logra llegar a este lugar que alguna vez fue tu hogar por tantos años y donde decidiste emprender el vuelo final hacia la eternidad.

Me cuesta encontrarte en el aire actual de esta ciudad, obviamente los parajes están cambiados, lo mismo sucede con el propio hogar que te cobijo en vida, se que la vendieron, que ya no pertenece a alguien relacionado a ti,ni a tu familia. Eso cuesta asimilarlo, es como cuando estas a punto de encontrar la última pieza de este puzzle de años, y te das cuenta de que el tiempo ha corroído un poco los bordes, que jamás se ajustará tan a la medida como lo pensaste, definitivamente la palabra ''perfección'', aquí no cabe.

No se si logre quedar con la tranquilidad que buscaba hallar, o con la idea de cerrar una página tan fuerte e importante de mi vida, quizás me demoré demasiado en poder venir aquí  pero el tiempo siempre me ha dado la razón de que se abren los caminos para lograr lo que queremos, solo cuando estamos preparados para ello, finalmente es cuando debe de ser, no antes ni después...Llevo tres días aquí y todavía las historias no se sincronizan, cosas que sé, cosas que deberían ser de una forma y resulta que son de otra, y una con ganas locas de que se hagan cosas para perpetuar una vida de música que se fracturó, pero resulta que los peros y las razones siguen latentes y siguen en negación.

No se si en este viaje lo lograré... quizás me des una razón o una señal para creer.
Publicar un comentario