12 de junio de 2007

Una reunion muy especial...


Ya ha pasado exactamente un mes desde que se dio la maravillosa posibilidad de poder reunirnos un grupo de incondicionales y soñadoras fans de nuestra querida Soraya. Particularmente siempre he creido en que la suma de las voluntades y las ganas hacen que cualquier cosa, por más loca que pueda parecer, se haga realidad y funcione.
Era una fecha muy fuerte para todos, acontecia el primer aniversario desde que Sory físicamente nos dejó, y la idea que más venia a mi mente era, como lograr y hacer de esa reunion un día para recordarla y celebrarla con la esencia que su existencia dejó en cada uno de nosotros, sin dejar que la pena y el vacio inundaran el espacio. Pues bien con esa interrogante dando vueltas partí a mi viaje. Tuve la enorme dicha de compartir los dos días previos (10 y 11) en compañia de dos grandes y queridisimas amigas Dhany y Mitzy. Parece locura, pero sin duda, hubo ayuditas mágicas que hicieron posible que Dhany viajara desde Ecuador hacia Viña y compartiera con nuevos amigos estos dias tan especiales...

El día 12 se paso volando, la agradable compañia de cada personita que asistió, hizo que cada minuto y hora pasaran rapidísimo. Compartimos una rica comida, conversaciones locas e interesantes, cantamos (Pame nos deleitó con una exclusiva version de 'Live life' en español!!), nos emocionamos y también nos reimos con cada chiste que salia al paso. Aconteció como queria que sucediese, recordándote como tu querias, en música, con tu voz, con la unión de personas venidas de partes diferentes, dejando de lado otras cosas en pro de asistir, pero que compartimos y celebramos tu existencia y la huella linda que has dejado en cada uno de nosotros.
No sabría como explicar en palabras las buenas energías que allí se lograron reunir, ni sabría como expresar mi agradecimiento a cada una de ustedes: Angelica, Dhany, Pamela, Mitzy, Jesica, Vonchy, Jacqueline, Stephanie, Priscilla, Tamara, Camila, a Vale y Francisco con quienes pude compartir al menos un ratito alli en la misa, en fin, a todos quienes por tiempo y lejania geográfica no pudieron asistir, pero que de alguna manera también estuvieron presentes en espiritu. Creo que todos ganamos sonrisas, amistad y ganas de seguirnos juntando. Ojalá que vayan incorporándose muchas más personitas. Sería otro sueño juntarlos a todos y tener la posibilidad de ver, por ejemplo, el concierto del teatro Providencia...

Soñar...no hay que dejar de soñar.



Gracias por la paciencia en esperar este post, aprovecho la ocasión para compartir algunos pensamientos que ese día 10 de mayo surgieron recorriendo los paisajes de Isla Negra...

Pensamientos de un día diferente...

Particularmente me pasaba que la fecha venia rauda, el calendario no distingue los sentimientos, sino que corre y en un abrir de ojos ya tenia el 10 de mayo amenazando con llegar en pocas horas. No quería pasar ese día en compañía de gente extraña, en una oficina o en cualquier sitio donde no hubiese algo de paz. Por eso mismo fue que me pareció tan mágico el que todo se diera para salir de la rutina y organizar una visita en conjunto con mis dos más queridas amigas hacia Isla Negra. Estoy segura que para las tres era parte de una búsqueda el hallar cada paisaje y absorberlos en nuestras retinas, paseabamos en calma por cada rincón que unía los trozos de este puzzle sin concluir...

Vi la hora en contadas ocasiones durante ese día, una vez era para decirme: 'a esta hora ella deshabitó su cuerpo' , mientras el mar de fondo golpeaba con fuerza las rocas, donde hace ya casi dos años atrás sus sentidos contemplaban la maravilla de esa playa revestida de versos indómitos. Los silencios fueron largos, repartidas las miradas cerraban sus ojos ante tal embrujo de paz, gotas se dispersaban en nuestros rostros, se aguaban los cristales...

Primero tuve pena, pero envolverse en lo que transmite ese lugar me dio paso a una sensación única de paz, de encuentro. En esos paisajes entendí que no estábamos solas, que a cada una la protegía un destello de esa personita maravillosa que tuvimos la invaluable dicha de conocer de cerca. Soraya nos acompañó a cada paso que dimos, nos dio la ruta y siento que nos alimentó con su paz. Fue para mi la manera más especial de pasar el día 10, me sentí acompañada no sólo físicamente sino por sobre todas las cosas, espiritualmente...


Cuando nos incorporamos a la cadena de luz encendiendo una velita, parece que el frío anochecer se acabó, la llama fue intensa y brillante, te hiciste esperar porque mientras buscábamos tu música en el radio, tu señal era clara: teníamos que escucharte con el sonido del alma, es por eso que iluminaste nuestra noche tan intensamente y cuando habíamos de despertar al nuevo día, la vela dio su destello final y cedió paso a tu voz, la que por siempre nos acompañará. Nos regalaste entonces 'Como Sería' en el preciso lugar donde le diste imagen al verso interrogante, donde tus pasos marcaron los nuestros.

Y es que cuando una ve de lejos que sería tan difícil juntarnos, las distancias en kilómetros son demasiado grandes, pero no alcanzan para superar nuestras propias ganas de acortarlas. Todo eso acompañado de una ayuda angelical nos dieron la mano para que ese día tan fuerte diera paso a la magia de reencontrarte en cada susurro del viento, en cada ola batiendo las rocas y en la arena donde dejaste tu huella...

Saludos cariñosos y escríbannos, se agradecen mucho sus comentarios.

Creditos fotográficos y
Slideshow: Daniela Yepez / Stephanie Farfan / Anita Mª Salinas / Ignacio Orrego(making 'como seria')


Publicar un comentario