13 de septiembre de 2005

La Eternidad De Los Sueños...

Hay días mágicos...de esos que se viven pocas veces durante la vida. Si toda la noche anterior mi mente se vio invadida de imágenes de como podría ser estar allí, si hace más de ocho años que soñaba con algo así, ya para todo lo que tenga que ver con Soraya siento que se producen una serie de pequeños milagros -si casi imperceptibles- pero que finalmente me han conducido a experimentar la realidad de mis fantasías hechas música y así, con ganas y ansiedad que llegase luego el viernes en la noche...me fui con mi mochila abrazada de sueños e ilusiones.

Gentiliza Tamara Fredes, Chile.

Lo que reconforta, es que no estaba sola, para nada!!, si había un teatro lleno de almas que compartían el mismo sentir...y había un grupo especial, que con el tiempo se ha ido formando, somos un poco locos, repatriados y repartidos por diferentes lados, pero unidos por la música y creo sin duda, por una incipiente amistad. Somos los foristas, jeje, los independientes - confesamos más de una vez por allí-.

Eran las 21.30, y ahí estaba yo, el corazón a mil, con las luces tenues, que poco dejaban ver del escenario oculto bajo el telón que envolvía mi aún utópico sueño...cuando una voz en off anunció a Ilona, aquella cantautora que recién comienza su carrera..atinaba a ver sus manos, tiritaban, yo también lo hacía, creo que ella tan solo necesitaba nuestro aplauso cariñoso, simplemente el premio mas sincero al artista y lo recibió merecidamente.

Cuando Ilona se despidió, comenzó algo que difícilmente pueda describir, pero yo sentía una especie de ansias mezcladas con nerviosismo colectivo, era un teatro colmado que vio las luces apagarse y el murmullo gritaba..."ya va a comenzar!!", hubo un silencio...luego luces de colores se asomaron y una batería hizo la intro, los gritos y aplausos efervecian el ambiente y allí fue donde yo veía frente a mis ojos como lo que tanto tiempo había soñado, aquello que la noche anterior de tanto pensar como sería no me dejo dormir, estaba convirtiéndose en una realidad...y allí se escuchaban los acordes del violín que Soraya con maestría tocaba.

Ella apareció entre medio de luces de colores...y lo único que yo atinaba a decirme era: "Dios!! no puedo creer que este aquí!!". Desde ese momento no hubo duda para mi, existe lo mágico y esa noche fue con todas sus letras, así: mágica.

Gentileza Ana María Salinas, Chile.

Me lo aplaudí, grité, canté, emocioné y hasta baile todo, si lo único que deseaba era que por fin el tiempo no avanzara, que se detuviese, que no existiera nada que me hiciera olvidar ni un solo instante...robarle al tiempo...volver a descubrir - como versa su canción- sin duda todo esta atesorado aquí dentro y para siempre. No quiero detenerme en detallar cada canción, solo puedo decir que allí hubo una magia única, cariño, reciprocidad, talento, excelente música, hubo también mucha fuerza, energía y de ese apoyo que se sintió en cada momento, sobre todo en aquel sobrecogedor, el de "espejo"...

Agradezco la fuerza que recibí, el final del concierto con la energía de una promesa, que nos llevó a gritar que aunque veas que casi todo esta perdido, que cuando se te esta a punto de escapar todo, allí aparece...no sólo pensé en ti, sino estuviste allí para reafirmar mi Ser y a cada uno de los que pudimos compartir esa inolvidable noche.

..."Para ver el mundo en un grano de arena, y el cielo en una flor silvestre, tomar el infinito en la palma de la mano y la eternidad en una hora"

Gentileza Ana María Salinas, Chile.

Gracias a mis colegas, mis amigos, la gente que asistió y compartió este sueño para muchos de nosotros, gracias a Adriana, a la Tía Joyce...y a ti Soraya, gracias por hacer de lo mágico mi sueño y de este mi realidad.

Y quede con ganas de otro concierto más..es que los sueños siguen, nunca voy a dejar de soñar.

Anny (Ecoute)
Publicar un comentario