6 de junio de 2005

De ese lado puedo ver...Hasta el Infinito


Escucho que suena un rasgueo firme y más sonoro que sólo seis cuerdas de una guitarra, avanza "Ser" y la multiplicidad de sonidos que se incorporan, me da la mejor bienvenida a la voz que me logra transportar."Cuando nadie me ve/ ves que soy más de lo que se ve/ ves que no me dejo ver/ ves que soy frágil a veces...", me confiesa cantando Soraya y ahí comprendo que solo a nosotros nos da esa chance de dejarla ver, entre cada sonido, que más sincero y personal que eso.

Y entre palmas desaparece para volver con más fuerza en la dulzura de un tiple y la sensualidad de un saxofón que suena sutilmente..."No puedo descifrar el código que guarda mi corazón..." cada acorde de subido rockero que escuchas, energiza. Es la muestra más fehaciente de que Soraya no es solo baladas y suavidad...sino también se atreve sin máscaras a mostrar otras facetas musicales en donde las cuerdas tanto las acústicas como las eléctricas son protagonistas de un sonido que sólo ella sabe fusionar.


Ese camino colorido de tonos fuertes, no deja de lado la sensible sutileza de las cinco baladas que nos regala...suenan con una mezcla única de sentimientos que personalmente navegan y logran llegar a invadir mi ser. ¿Cómo Sería?, es la muestra más orgánica de esas sensaciones casi inexplicables que puede hacerte sentir una canción...tanto por lírica,interpretación y música...que la reflexión final me cuestiona todo lo que pensé hacer y no hice por miedo, orgullo o tan sólo por no atreverme. El hecho de inventar una existencia paralela a mis fantasías reprochadas por la dureza de la realidad...

Si escuchas con atención cada una de las baladas del disco, sentirás que pese a la suavidad que pudiesen tener, también tienen más firmeza y energía en los rasgueos eléctricos y acústicos...tienen toques sutiles de folk y country...cada elemento fusionado complementa la riqueza de la armonía musical.

Existen confesiones ...tanto en la lírica como en los ritmos, esas que son del origen - la raíz de todo -, el descubrir desde el interior ese Yo que atesoras y que se abre sólo a quien sabe como llegar a ese otro lado. O desde la simpleza y humanidad de quien dejamos de ver, pese a que lo tenemos enfrente y que quizás sólo gracias al llamado sutil de una pregunta: ¿Que detiene al tiempo, en un mundo sin prisa?, Vuelve desde la transparencia forzada en la cual le hemos dejado...¿Serán quizás esas almas que humildemente y sin más recompensa que el poder sobrevivir, nos trae a nuestras conciencias la música de Soraya?.

Cada canción tiene su tempo, su propio Ser. Se agradece que Soraya sea así, que el arte se deje con libre albedrío nacer. A muchos les costará acostumbrarse a los nuevos ritmos, quizás por el hecho de siempre sentir en la balada de Soraya su mayor característica...a mi modo de ver, esta nueva entrega de canciones me traen a la Soraya que siempre en el fondo veía. Y ahora que ya esta aquí simplemente hay que agradecerla y disfrutarla.

Esta es una visión muy personal del disco El Otro Lado de Mi. Ojalá compartan la raíz de estas palabras y sentimientos.

Agradeceria que también compartan pensamientos sobre El otro lado de Soraya.

Con cariño
Publicar un comentario