16 de mayo de 2005

Entrevista en LUN

Reportaje aparecido en la revista "Primera Fila" el 8 de Abril

Soraya: “Quiero mostrar mi lado más agresivo”

Rodrigo Guendelman

La cantante colombiana cambia la melancolía por el rock en su nuevo disco, “El otro lado de mí”. “No es una locura ni un reinvento, se trata de subir el volumen”, afirma.


Anoche, en un gran estadio de Houston, Soraya era una de las estrellas latinas que había reclutado el homenaje para recordar los diez años de la muerte de Selena, Reina del Tex Mex. “Acepté porque me interesa lo que ella hizo por fuera de la música. Selena tenía una fundación para ayudar a la gente a surgir”, explica la cantante y compositora colombiana, al teléfono desde Estados Unidos.

Hace muy pocos días, Soraya lanzó su quinto disco. Se llama “El otro lado de mí”, tiene doce canciones y marca un importante giro en cuanto a sonido, letras e instrumentos. “No hablaría de un cambio, sino de una evolución. No es una locura ni un reinvento, se trata de subir el volumen y disminuir la melancolía. Quiero mostrar mi lado más agresivo en los arreglos, algo que ya venía haciendo incluso con las canciones de mi disco anterior cuando tocaba en vivo, cambiando por ejemplo la guitarra acústica por la eléctrica. En todo caso, en este trabajo hay tres o cuatro baladas, un género que me sigue encantando”, deja en claro.

Por primera vez en su carrera, este hermosa latina, que hace cinco años estuvo concentrada en una dura lucha contra el cáncer de mama, se atreve con letras que hablan de la guerra. “Es mi debut en los temas sociales y tiene que ver con mis viajes a Bogotá. Había tratado antes, pero no lograba sentirme cómoda con lo que escribía. Si cantas acerca de la guerra, tiene que ser con un peso y una calidad tal que te impida caer en la siutiquería”, comenta.

Los ritmos de su Colombia natal también son novedad en “El otro lado de mí”. Junto con tocar guitarra, violín, producir y cantar, Soraya se ocupó de manipular instrumentos como la mandolina y el tiple. “Busqué inspiración en la música que me llevó a ser artista. A mis tres ritmos base, es decir pop, rock y country, quise sumar vallenato y cumbia, así como la gaita colombiana”.


Decidida a volver a Chile antes de julio para presentar su nueva obra, Soraya admite tener un vínculo particular con el público de este país. “Hay una relación muy cálida con la gente. No se me acercan para pedirme un autógrafo solamente, sino para contarme sus historias. Y para mí no hay nada más importante en esta carrera que poder conectar sensaciones tan profundas con personas desconocidas”.

Publicar un comentario