17 de mayo de 2005

Diario El Mercurio

Revista Wiken, 29 de Abril.

(4 de 5 estrellas)
Por David Ponce


Imagen Extraída de Disquería "Feria del Disco"

Es una mandolina lo que Soraya tiene entre sus manos en la tapa de su nuevo disco. Y es una mandolina, y mejor aún, un tiple y unas gaitas colombianas y muchas guitarras acústicas, lo que suena dentro, en la mejor colección de canciones que la cantante colombiana ha grabado desde su debut en 1996. "El otro lado de mí" es al mismo tiempo el disco más natural y desenvuelto de Soyaya, porque en él se sacude en plan rockero, se entrega armoniosamente a los timbres folclóricos y, lo básico, escribe canciones pop de buenas melodías. No deja de hacer baladas, pero se oyen más sólidas que el primer éxito de la cantante, el bilingúe "De Repente" / "Suddenly". Y en una sola cosa se podría parecer a Shakira, aparte del pasaporte: en los falsetes, que también abundan entre estas canciones. Pero los de Soraya son mejores.
Publicar un comentario